Vergonzosa

Vergonzosa

Por D. Francisco Martín de la Hoz.


Vergonzosa la luna
su cara ocultaba
-silenciosa callaba-
tras el tejado de plata…
Una nube blanca
le ayuda a esconderse,
y, tras ella meterse
¡una nube amiga!
¿Qué tiene la luna
que está tan callada?
¿Será que la luna
está enamorada?
“No miréis …
no miréis todavía”
decía la luna
con voz de poesía
Pero ella insistía
y de nuevo decía
“No miréis,
no miréis mi cara”
decía graciosa
hermosa y sultana.
“No miréis…
no miréis aún,
que estoy enojada
triste y arrugada”
“¿Dónde está aquel astro?
¿Adónde fue el cometa?
pues dormida e inquieta,
pasó por mi lado,
sin mirar mi cara,
sin decir palabra
ni palabra vana…”
¡Triste está la luna!
Triste, y enamorada,
-sin palabra alguna-
y la voz quebrada…
Pero ella sonríe
¡y alegra la pena!
¡Con un aire nuevo
sube a la almena!
-inquieta y coqueta-
se mira y remira
y…espera..y espera
a su novio cometa.